lunes, 16 de febrero de 2009

CAMPAÑA DE SALVAMENTO DE ANFIBIOS EN CARRETERAS



RESCATE DE ANFIBIOS EN LA M-301


La carretera comarcal M-301 que une los municipios de San Martín de la Vega y Perales del Río es un paso natural de anfibios. Mayoritariamente de Sapo común (Bufo bufo) y, en menor medida de Sapo corredor (Bufo calamita). Estas dos especies pasan su época de letargo en los montes de la Marañosa, al abrigo de matorrales y un sustrato pedregoso que les sirve de refugio natural. A partir del mes de Octubre comienzan a desplazarse masivamente hacia el embalse de Gózquez de Arriba y las inmediaciones del Arroyo de la Vega de Madrid, en busca de territorios de cría. Pero ambos ecosistemas se encuentran desconectados por la calzada de la M-301, y por si fuera poco, a esto se le une la existencia de un muro de protección al carril bici que se convierte en una "barrera infranqueable" para los anfibios. Los sapos comienzan a cruzar la calzada, muchos de ellos son atropellados por los coches que circulan a gran velocidad, y los que consiguen llegar al otro arcén topan con el muro del carril bici, se desorientan y vuelven al centro de la calzada y son atropellados en el otro carril. Un número muy escaso consiguen cruzar a través de unos pequeños huecos que hay situados en la base del muro del carril bici y dirigirse hacía el pinar que conecta con las zonas húmedas de cría.
Ante la falta de soluciones por parte de las administraciones competentes, miembros de la Asociación Herpetológica Española (AHE), Naumanni, CPN Alerce, y compañeros de vocación naturalista, hemos realizado varios rescates nocturnos a pie de vía. Désde el pasado mes de Diciembre hemos rescatado más de 100 ejemplares, en su mayoría de Sapo común (Bufo bufo).
Esta grave situación ha sido denunciada, reiterativamente, por AA.FF y la AHE. Las últimas noticias son esperanzadoras, ya que parece que désde la Dirección de Carreteras se han comprometido a ejecutar medidas con el objetivo de facilitar el paso de anfibios.
Los anfibios del entorno del Parque Regional del Sureste han sufrido un grave retroceso de sus poblaciones en los últimos años, por lo que todas las medidas, tanto a nivel de la Administración cómo de grupos naturalistas son muy necesarias para ayudar a estas especies a recuperar su hábitat y disminuir la alta tasa de mortalidad que, en algunos casos, está llevando a algunas especies de anfibios a estar gravemente amenazadas.






2 comentarios:

Elena dijo...

¡Muy bién por este blog!

Elena dijo...

Pues parecen voluntarias...
Estoy segura de que esta iniciativa ayudará a salvar muchos de esos desconocidos y frágiles animalitos. Muy bién hecho meiguita.